transparent



toptext 1

 englishtransparent fb2 twitter2 youtube2

quick escape

Presenciando la Violencia Doméstica

¿Cómo sabes si los niños están presenciando situaciones de violencia en el hogar?

Los niños y los adolescentes necesitan que sus padres les brinden un hogar seguro y cariñoso en el cual puedan desarrollarse, aprender y jugar. Sin embargo, cuando un niño ve, escucha o sabe que uno de los padres lastima al otro, se pone en peligro la seguridad que normalmente se encuentra en el hogar. A menudo los padres creen que los hijos no se enteran de las situaciones de abuso y de violencia que ocurren. Pero los niños están más conscientes sobre lo que sucede de lo que nosotros pensamos. Puede que escuchen o vean la situación atemorizante cuando sucede. Otras veces saben que algo malo ocurrió porque ven la preocupación reflejada en el rostro del padre, las lesiones en su cuerpo, las cosas revueltas o rotas en la casa.

Los Síntomas

Lo que ven puede afectarles por vida

Los niños de todas las edades, incluso los bebés, pueden hacerse daño al ver o al escuchar situaciones de maltrato. A continuación se enumeran algunos síntomas que pueden manifestarse cuando los niños y los adolescentes presencian abuso intrafamiliar.

Bebés y niños en edad preescolar:

  • Irritabilidad, frustración o llanto inconsolable
  • Afecciones frecuentes, tales como diarrea
  • Dificultad para dormir
  • Problemas para dormir o comer
  • Problemas de control de esfínteres (se orina)
  • Dificultad para separarse de la persona que lo cuida
  • Retraso en el desarrollo
  • No responde
  • No demuestra sentimientos
  • Pataletas más frecuentes

Cómo Ayudar

Cómo podemos ayudar a que los niños sanen

Hay cosas que usted puede hacer para ayudar a que los niños que formen parte de su vida sanen. Recuerde que los niños interpretan la violencia de forma distinta. A veces resulta difícil escuchar el sufrimiento del niño, pero hablar lo ayuda a sanar. Quizás la única forma que el niño conoce para expresarle que necesita ayuda es a través de acciones.

Lo más importante para un niño que ha presenciado maltrato es contar con una relación positiva con el padre no maltratador. Eso significa que dicho padre:

  • Presta atención a los sentimientos del niño y a sus experiencias sobre el maltrato
  • Habla con el niño acerca del maltrato
  • Se encuentra emocionalmente disponible y presente
  • Brinda amor y apoyo constantemente
  • Crea una rutina, estabilidad y seguridad en el hogar
  • Busca ayuda para sus propias necesidades emocionales y físicas con el fin de superar el maltrato. Esto puede incluir asistir a terapia.

Contar con relaciones afectivas con otros adultos de confianza también puede ayudarlo.

FacebookTwitterGoogle BookmarksLinkedinPinterest
Pin It